PSM exige una dotación presupuestaria para el acondicionamiento del centro Magerit

Magerit Carabanchel

El secretario general del PSM, Tomás Gómez, ha exigido este viernes una dotación presupuestaria para el acondicionamiento del centro ocupacional para personas con discapacidad intelectual Magerit, en Carabanchel, cerrado hace tres años por la Comunidad de Madrid por motivos de seguridad debido al estado del edificio.

El líder de los socialistas madrileños ha hecho este llamamiento tras reunirse con miembros de la Plataforma Recuperar Magerit, que ha reaparecido para recordar que en el corazón de Carabanchel sigue habiendo un edificio “muy bien dotado” para atender a personas con discapacidad intelectual, y pedir que lo arreglen y puedan volver sus usuarios, unos 150, de los cuales la mayoría fueron trasladados al centroJuan Ramón Jiménez, en Leganés.

Para Gómez, el conflicto del Magerit, que llevó a los padres de los usuarios del centro y a sus trabajadores a permanecer encerrados durante 62 días hace tres años, “no solamente es una injusticia, es que además es un engaño”.

En este sentido, ha recordado que se dijo a los afectados que iba a ser un traslado “provisional” porque se iba a arreglar el centro, que “estaba a punto de caerse”. “Tres años después, el centro Magerit no se ha caído, pero no han hecho ni una sola obra de acondicionamiento, todo lo contrario, se está deteriorando cada día más”, ha señalado.

De hecho, Gómez ha dicho que la Comunidad está “desguazando” el centro, y que se han retirado los aparatos de aire acondicionado. “Un engaño, porque se ha mentido a los padres; una injusticia, porque nunca debería haberse cerrado y tiene consecuencias negativas”.

A este respecto, ha destacado que se ha sacado a los usuarios del entorno donde habían venido recibiendo su formación y haciendo su “pequeña comunidad”, lo que es muy importante en los itinerarios para personas con discapacidad intelectual, según Gómez, quien también ha recalcado los “problemas económicos” para muchas familias.

Gómez ha apuntado que los socialistas madrileños van a llevar esta exigencia al Parlamento regional y al Senado. También van a exigir la eliminación de la tasa sobre los certificados de discapacidad.

 

Anuncios

PSOE pide la devolución lo antes posible de la mitad de la tasa de residentes en las zonas donde se suprime el SER

El portavoz municipal del PSOE, Jaime Lissavetzky, ha indicado este martes que su grupo ha registrado una petición al Ayuntamiento de Madrid para que devuelva lo antes posible el importe de la tasa de aparcamiento para residentes correspondiente al segundo semestre del año para los cascos históricos de Carabanchel, Hortaleza y Fuencarral-El Pardo que la abonaron en su día, tras suprimirse el Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) en estas zonas a partir del 1 de julio.

Por su parte, el Consistorio detalla que con el cambio de ordenanza ya se anunció que los vecinos de estas zonas que tienen tarjeta para residentes pueden presentar una solicitud de devolución de la cantidad correspondiente en cualquier registro público.

En rueda de prensa, Lissavetzky ha remarcado que el Ayuntamiento debe devolver una cuantía de 12,3 euros a cada ciudadano que abonó el importe anual del distintivo SER de residentes (24,6 euros) en estas zonas y ha apuntado que, a través de su página web, se puede descargar un formulario para remitirlo también al Consistorio en el caso de cada particular.

El portavoz municipal del PSOE ha aseverado que el Ayuntamiento no sólo puede tener “afán recaudatorio” en sus políticas y debe aplicar también “afán devolutorio”, detallando que la devolución debería haberla aplicado de oficio.

Por otra parte, Lissavetzky ha criticado la modificación de la ordenanza del SER al considerarla “incongruente” y con “deficiencias” en la explotación.

A su juicio, los cambios incentivan el acceso a la almendra central de la ciudad en vehículo privado puesto que en determinados parques de la ciudad se aplica estacionamiento de larga estancia que puede alcanzar hasta las 12 horas, lo que convierte “en parkings a los parques”.

Además, considera que no está suficientemente experimentado el modelo y que los ciudadanos no pueden conocer si están en una zona de alta ocupación hasta que llegan ahí. Mientras cree que el sistema de pago por teléfono es un “caos” y ha tildado de “auténtico sudoku” la forma de pago de los nuevos parquímetros.

“Las cosas tienen que hacerse con un poco más de cabeza”, ha aseverado Lissavetzky para quien el nuevo SER es un ejemplo de “mala gestión”. Finalmente, ha vuelto a solicitar que también se suprima el SER en los barrios de Pilar y La Paz.

Fuente: www.gentedigital.es