La Guerra Civil en Carabanchel

Placa 4 GIRADA. Tropas nacionales del General Varela

 

El 6 de noviembre las tropas nacionales  del general José Enrique Varela entraron y ocuparon Carabanchel Alto, provenientes de Leganés y Alcorcón. Las escasas milicias republicanas estaban concentradas principalmente en los alrededores del Instituto San José, y en pequeñas trincheras en la entrada de la actual Avda. de Carabanchel Alto. Fueron vencidas fácilmente por las fuerzas nacionales. Debido a este avance, el presidente del gobierno de la II República, Largo Caballero, decide trasladar el Gobierno a Valencia.

Cañon nacional emplazado en Carabanchel (1936)

Cañon nacional emplazado en Carabanchel (noviembre de 1936)

Las primeras víctimas de la guerra civil en Madrid son en Carabanchel (1936)

Oficialmente la primera víctima de la Guerra Civil fue el Teniente Coronel Ernesto Carratalá Cernuda fue Nacido en Madrid, era uno de los militares de confianza de Manuel Azaña y por eso mandaba personalmente el Batallón de Zapadores de Carabanchel. A diferencia de la mayoría de sus compañeros militares, Carratalá era socialista y formaba parte de la UMRA (Unión Republicana Militar Antifascista). También era habitual verle en compañía de los intelectuales de la época como Luis Cernuda, su primo, o Federico García Lorca.

El día siguiente a la sublevación militar del bando nacional, el  19 de julio de 1936, el Teniente Coronel Carratalá empezó a organizar la entrega de armamento de su batallón, sede del Regimiento de Zapadores de Carabanchel a las milicias socialistas. Entonces aparecieron varios oficiales que impidieron la entrega del armamento. El Teniente Coronel Carratalá recriminó a los oficiales. Empezó así una acalorada discusión en la que Teniente Coronel Carratalá ordenó a los soldados que detuvieran a los oficiales. En esos momentos empezó un tiroteo entre los oficiales y varios militares leales al Teniente Coronel Carratalá, muriendo el Teniente Coronel Carratalá. También murieron en el tiroteo el alférez Marcial Gil Gómez, el brigada Francisco Leal y el sargento Valentín González. Por parte de los oficiales contrarios a la entrega de armas, resultaron heridos graves los capitanes Becerril, Pelegrí y Herráiz. Fue un tiroteo fundamentalmente entre oficiales. Los soldados y cabos que presenciaron la refriega estaban atónitos y no participaron de ninguna manera en la pelea.

Según el historiador Hugh Thomas “los comunistas la Pasionaria y (el general) Líster acudieron al cuartel de infantería nº 1 y consiguieron ganar a los soldados, bastante escépticos al principio, para la causa del gobierno (republicano)”.

A media mañana del 19 de julio un avión dejó caer una bomba en el cuartelillo de la Guardia Civil situada cerca de la Fundación Instituo San José, matando a una persona e hiriendo a tres.

El 20 de julio de 1936, y tras la escaramuza de Carabanchel, se realizó un ataque contra el Cuartel de la Montaña y que fue uno de los episodios más relevantes de la Guerra Civil en Madrid.

Entre el 18 de julio y el 6 de noviembre Carabanchel estuvo dominio republicano. Se organizó el Regimiento Primero de Mayo de los Carabancheles que condujo a numerosos milicianos del pueblo al frente de la guerra para defender Madrid del inminente ataque de las fuerzas sublevadas. Tuvo un órgano de difusión, el boletín ¡Salud!.

Ataques a la iglesia (1936)

El 20 de julio de 1936 los milicianos asaltaron, saquearon e incendiaron el Seminario Salesiano de Carabanchel Alto, e hicieron prisioneros a los profesores y alumnos encerrándoles en el Ayuntamiento de Carabanchel Alto antes de que algunos de ellos fueran fusilados. El Seminario Salesiano fue destinado a Cuartel de Milicias Republicanas. La iglesia de San Pedro también fue saqueada y en el incendio desaparecieron sus archivos.

Capilla de los Salesianos

Capilla de los Salesianos

Las escuelas públicas de Carabanchel Alto fueron convertidas en cárcel, allí los Guardias de Asalto protegieron a los detenidos de la violencia de los incontrolados, hasta que fueron puestos en libertad cuatro días más tarde.

El 21 de julio de 1936 los milicianos asaltaron y destruyeron la iglesia y el convento de las Clarisas. El alcalde de Carabanchel Bajo, Atilano Brell, pudo trasladar a alguna de las Hermanas a casa de sus familiares.

También fue incendiada la iglesia de San Sebastián Mártir, desapareciendo retablos, tallas y el archivo parroquial. La Escuela de Reforma Santa Rita fue saqueada y cinco de sus religiosos fusilados.

La formación de un comité en Carabanchel Alto para la defensa de la República y los avances de las fuerzas franquistas hacia Madrid, posibilitó que algunos militantes republicanos en coches con las siglas UHP-CNT cometieran tropelías por Carabanchel Alto y los pueblos cercanos.

El 29 de julio tres coches con milicianos armados se presentan en la Fundación San José e interrogan a los religiosos sobre la ocultación de armas en el edificio. Los milicianos se retiran tras registrar la casa y sin encontrar ningún arma.

El 10 de agosto fue fusilado el capellán de las Hermanitas Pobres de Carabanchel Alto por oficiar misa a pesar de la prohibición.

El 29 de agosto se presentó en la Fundación San José el alcalde de Carabanchel, su secretario y varios milicianos armados. Se incautaron de los libros de contabilidad, las escrituras y el dinero existente en la casa. El alcalde dijo a que todos religiosos tenían que marcharse de allí. Algunos de ellos se refugiaron en casas de sus familiares, pero otros se quedaron. El 1 de septiembre llegaron tres coches con milicianos armados y una camioneta vacía. Se llevaron a doce religiosos. Antes de arrancar se acercó un guardia civil del puesto “Las Piqueñas” al teniente de asalto para preguntarle “dónde eran conducidos los Hermanos y con qué orden”, y le contestó que por orden del Comité iban conducidos a la Dirección de Seguridad. Fueron fusilados en un lugar denominado “Charco Cabrera”, cerca de Boadilla del Monte.

Los anarquistas de Carabanchel y el cambio de Gobierno de Largo Caballero (1936)

El 5 de noviembre de 1936 una unidad anarquista se amotinó en Carabanchel, asesinando a sus jefes y dándose a la fuga. Este hecho, unido a más circunstancias, motivó que esa misma tarde del 5 de noviembre de 1936, Largo Caballero hiciera una remodelación del Gobierno de la República otorgando a los anarquistas cuatro Ministerios.

Francisco Largo Caballero saliendo del Hospital Militar de Carabanchel (1936)

Francisco Largo Caballero saliendo del Hospital Militar de Carabanchel (1936)

Entrada de las tropas nacionales en Carabanchel (1936)

Carros camuflados de las tropas nacionales en la calle Eugenia de Montijo (1936)

Carros camuflados de las tropas nacionales en la calle Eugenia de Montijo, a la altura de las Escolapias (noviembre de 1936)

El General Varela, general del bando nacional, había tomado Getafe el 4 de noviembre de de 1936, lo que le permitió avanzar y tomar Carabanchel el 5 de noviembre de 1936, y con él los arsenales, el aeródromo de Cuatro Vientos y el hospital militar. Fuertes contingentes de milicianos republicanos se habían concentrado en los alrededores del Instituto San José, esperando la llegada de las tropas nacionales. el comandante de las milicias ordena la evacuación del Instituto, pero el doctor Rafael Cutanda incita a todo el personal y enfermos a mantenerse ocultos y resguardados en los sótanos  de los pabellones. La madrugada del 6 de noviembre las tropas nacionales, procedentes de Leganés y Alcorcón, llegan al Instituto San José. La resistencia de las milicias es escasa, mueren muchos milicianos  y su comandante en el Pinar de San José. También aparecen muertos trece enfermos del Instituto que son enterrados en una fosa cerca de la portería el 10 de noviembre.

Este avance hasta las puertas de Madrid hace que Largo Caballero decida trasladar el Gobierno de la República a Valencia.

General Varela y su Estado Mayor

El general Varela y su Estado Mayor

El 6 de noviembre el general Varela ocupa Carabanchel Alto con todas sus instalaciones militares y las tropas nacionales alcanzan la línea Cerro de los Ángeles-Carabanchel-Villaverde, a sólo seis kilómetros de Madrid. Los generales Asensio, Fernando Barrón, Castejón y Delgado Serrano lanzan un ataque por Villaverde y Carabanchel, pero no consigue avanzar hasta el Manzanares ni atravesar la línea defendida por los generales republicanos: Escobar sobre la carretera de Extremadura, Cipriano Mera (que luego sería encarcelado en Santa Rita), Bueno en la Marañosa y Líster en la carretera de Andalucía. El 6 de noviembre el General Varela también tomó la Casa de Campo.

cipriano_mera02

Cipriano Mera, anarquista de la CNT, sindicalista de UGT y combatiente republicano.

Los días 8 y 9 de noviembre las tropas de Franco llegaron hasta la Casa de Campo, el Hospital Militar y la plaza de Vista Alegre. Las tropas nacionales contaban en Carabanchel, en noviembre de 1936, con 10 columnas compuestas por 14000 hombres y 18 piezas de artillería. Las republicanas con 7 columnas, 24400 hombres y 45 piezas de artillería.

Madrid resistió bajo el lema: “no pasarán” estabilizándose el frente en Carabanchel Bajo hasta que en abril de 1939 el General Franco consiguió entrar en Madrid.

Más fotos de la Guerra Civil en Carabanchel aquí.

Anuncios

2 comentarios en “La Guerra Civil en Carabanchel

  1. Un texto muy interesante, gracias compas… Solo un par de aclaraciones a dos detalles que pueden llevar a confusión:
    – El epígrafe sobre “Las primeras víctimas de la Guerra Civil…” se refiere a las primeras víctimas en Madrid, claro está… Las primeras víctimas a nivel estatal se producían ya el 17 de julio, fecha del inicio de la rebelión militar en el Protectorado, en esa misma zona geográfica.
    – Sobre el pie de foto de Cipriano Mera, en 1936 ya hacía muchos años que no militaba en la UGT. Mera perteneció a esta organización en su juventud, al inicio de su vida militante. La huelga general revolucionaria de agosto de 1917, poco antes de cumplir los 20 años, le inclinará hacia el anarquismo, decidiendo su paso a la CNT, organización anarcosindicalista de la que con el tiempo se convertirá en una de sus figuras más destacadas, así como del propio movimiento libertario español.

    Aprovecho para daros la enhorabuena por la web, de enorme interés para conocer un poco mejor este barrio nuestro, plagado de Historia y de historias… Un abrazo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s