Posesión de Las Piqueñas e Instituto San José

Placa 8 girada. Instituto San José

Posesión de Las Piqueñas o de las Mimbreras

Al menos desde principios del siglo XIX existía en el camino de Alcorcón a Carabanchel un ventorro y una vasta posesión denominada “Las Piqueñas”. Esta finca pertenecía a María del Carmen Hernández en 1857, una ilustre dama de la burguesía nacida en Motril y casada con Juan Manuel de Manzanedo, importante comerciante en Cuba, miembro del Consejo de Administración del Crédito Español, accionista de la Compañía de Ferrocarriles y desde 1875 Duque de Santoña.

Su construcción más antigua era la fábrica de jabón “de Nuestra Señora de las Angustias”. Algunos autores sitúan aquí la fábrica de jabón de Francisco Cabarrús, y su palacio de recreo, “el Château de St. Pierre”, el lugar de nacimiento en 1773 de su hija, la célebre Teresa Cabarrús (Más sobre Teresa Cabarrús aquí).

Vista del palacete de las Piqueñas, cerca del Asilo de San José

Palacete de las Piqueñas, posterior chalet de Santoña

La finca tenía un palacio de recreo con planta cuadrangular de 256 metros cuadrados y dos niveles y un mirador. La fachada principal estaba orientada al sureste y tenía un balcón con vistas a la Sierra de Guadarrama. El palacio estaba rodeado por una pequeña viña, por magnolios y cedros y una huerta con árboles frutales de dos hectáreas. Contaba con dos estanques, una noria y un acueducto que traía el agua de un manantial.

Existían otras construcciones como una casa dedicada a cuadras, habitaciones para los empleados y palomar; una panadería con horno, despacho y corral; una fábrica de ladrillo con cuatro hornos; un lavadero formado por dos galerías cubiertas; un abrevadero y un depósito de agua. Junto al camino de Alcorcón se situaba la “Casa Suiza” y detrás de ella la vaquería, una cuadra y dos pabellones con ocho habitaciones cada una. En la finca de Las Piqueñas se llegó a proyectar y construir una vía férrea que nunca entró en servicio.

En 1893 la finca es vendida a Idelfonso Fernández Cabrera, alcalde de Carabanchel Alto en 1895, y luego a Francisco Cifuentes Pérez. En 1895 la adquiere Diego Fernández y de Vallejo, Marques de Vallejo, con propósito de donarla a la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios fundada en 1537 por el portugués San Juan de Dios.

Fundación Instituto San José

Panorámica del Instituto San José (principios del s. XX)

Panorámica del Instituto San José (principios del s. XX)

El Marqués de Vallejo cede en septiembre de 1895 la posesión de las Piqueñas a la Orden de San Juan de Dios, cuyo máximo representante en España es el padre Benito Menni, para la construcción de un asilo para la curación de enfermos epilépticos. En la escritura de cesión se incluye la condición de devolución en caso de finalizar su uso. El arquitecto encargado de la reparación de los edificios existentes y la construcción de los nuevos es el Consejero de Instrucción Pública Federico Aparici Soriano.

Primera copia de la escritura del Instituto Asilo San José (1899)

Primera copia de la escritura del Instituto Asilo San José (1899)

La primera piedra se colocó el 4 de agosto de 1895, alojándose los religiosos y el Marqués de Vallejo en el palacete de Santoña. El 20 de junio de 1899 se otorga la escritura de fundación del Instituto-Asilo de San José para epilépticos con un capital de 5 millones de pesetas y ya el día siguiente, llegó el primer paciente, Enrique Vázquez Alonso de 16 años “que desde su adolescencia sufría el síndrome epiléptico bien comprobado”. El 21 de julio de 1899 se concede la licencia de apertura al Instituto Asilo de San José de Carabanchel Alto. El Marqués de Vallejo muere en 1901.

Busto del fundador Marqués de Vallejo

Busto del fundador Marqués de Vallejo en uno de los jardines del Instituto

A partir de 1906 comienza a plantarse el extenso pinar, a través del cual y por un largo paseo se accede a la finca llegando a las casas de portería y una glorieta con una fuente delante del pabellón principal.

La guerra civil española causó estragos en el Instituto-Asilo de San José con el fusilamiento el 1 de septiembre de 1936 en Boadilla del Monte de 12 religiosos de la comunidad y la muerte, el 6 de noviembre, de 14 enfermos residentes en las refriegas que se produjeron en la ocupación de la Institución por las fuerzas nacionales.

Tumbas de tres de  los Hermanos Mártires en la cripta Instituto San José 2

Tumbas de tres de los Hermanos Mártires en la cripta Instituto San José

En la década de los 40 del siglo XX se firman contratos con diversas diputaciones provinciales e instituciones públicas para la atención de enfermos epilépticos en régimen de internado.

La educación de los pacientes corría a cargo de los Hermanos y de las religiosas Benedictinas aunque no es hasta marzo de 1961 que no se enmarca legalmente la función docente en la especialidad de Educación Especial mediante convenio con el Ministerio de Educación. A lo largo de los años las cuatro unidades iniciales fueron ampliadas para cubrir las necesidades educativas de los pacientes en edad escolar hasta llegar, en enero de 1967, a tener 19 aulas.

En los años 70 y 80 el Instituto-Asilo de San José se establece como referente en el campo del diagnóstico y tratamiento de la epilepsia. A principios de los 80 se crean los Premios Iberoamericanos de Epilepsia que, en su edición de 1985 fueron entregados por Su Majestad la reina Sofía de Grecia.

En octubre de 1976 se firmó el primer concierto con la Seguridad Social que amparaba su actuación en la red asistencial pública dando cobertura a pacientes de toda España.

Los avances en el campo de la farmacología y la mejora en la concepción social de la epilepsia hizo que cada vez más aquellos pacientes fuesen capaces de vivir en su propio entorno y por tanto descendió la ocupación del centro con la desocupación de diversos pabellones. Se decidió entonces la apertura de la Institución a la atención de otros pacientes y en ese contexto, en diciembre de 1990 se establece el primer convenio con la, entonces denominada, Consejería de Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid para la atención de pacientes ancianos en régimen de residencia asistida.

En el año 1996 el Instituto-Asilo de San José para epilépticos se acoge a la nueva Ley de Fundaciones pasando a denominarse Fundación-Instituto San José.

IMG_2515

Pabellón principal de la Fundación San José en la actualidad

 

Más fotos antiguas del Instituto San José aquí y actuales aquí.

Artículo de la revista Madrid Histórico sobre el Instituto San José aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s